Nuevos tiempos llegaron, complejos y difíciles, permitiéndonos reflexionar sobre la actual situación de la Salud Mental a nivel Provincial, Nacional y Mundial, observando con mucha tristeza el surgimiento de modelos que por lo menos desde la profesión del Trabajo Social creímos haber superado, y porque superados? Porque en las últimas tres décadas, sucedieron una serie de acontecimientos que nos dieron la oportunidad de cambiar de óptica y mirar a la Salud Mental de manera diferente; no solo aprender nuevos conceptos, sino llevarlos a la práctica incorporándolos como herramientas de nuestra práctica profesional, entonces no estamos hablando de nuevos conceptos sino de nuevas formas de intervenir con usuarios “sujetos de derecho”. 
Entonces claramente nuestro accionar profesional está respaldado por un cumulo de conocimientos con base científica. Pero en la actualidad se observa, como se redujo la palabra SALUD MENTAL a dos profesiones; psicología y psiquiatría. Se habla  de Salud Mental y sus logros,  reduciéndola a estas dos profesiones, que nadie desmerece por su aporte y el impacto que generan en la vida de las personas, pero reducir la SALUD MENTAL  a dos profesiones claramente nos permite dilucidar un retroceso a viejos conceptos y viejos paradigmas que nada bueno dejaron en la vida de lxs usuarios.
Reflexionando entonces que es la SALUD MENTAL? Según la Ley Nacional 26.657  se la reconoce como un proceso, determinado por  procesos históricos, socio-económicos, biológicos, culturales y psicológicos; que para poder preservarla y mejorarla debemos iniciar una dinámica de construcción social, pero esa construcción que debemos realizar debe estar vinculada a los derechos humanos y sociales de toda persona. Estos procesos claramente están vinculadas a las profesiones de las Ciencias Sociales, por lo que no podemos reducirla al campo de dos profesiones, por qué? Porque los modelos cambiaron y las formas de abordaje también,  en estos nuevos tiempos hablamos de construir REDES DE SERVICIOS CON BASE EN LA COMUNIDAD, esto implica gestionar demandas de manera totalmente diferente a los modelos de abordaje clásicos. Este modelo de abordaje que tiene de diferente? La inclusión de la interdisciplina, de la cual la psicología y la psiquiatría son parte, en una nueva estructura no hegemónica y verticalista, sino interdisciplinario y horizontal, en este modelo se incorporan nuevos conceptos, nuevas miradas y nuevas prácticas profesionales, que incluyen al TRABAJO SOCIAL, TERAPIA OCUPACIONAL, ENFERMERIA, DERECHO,  Y OTRAS  DISCIPLINAS O CAMPOS PERTINENTES. Entonces cuando hablamos de SALUD MENTAL hablamos de INTERDISCIPLINA, USUARIOS; REDES INTEGRADAS, COMUNIDAD, DERECHOS, PADECIMIENTO, APS, EQUIPOS DE ABORDAJE PSICOSOCIALES (No se habla de Equipos Psicológicos, sino de equipos que incluyan lo social). Se habla de proyectos terapéuticos singulares que se adapten a variables tales como territorio, familia, salud-enfermedad, accesibilidad a los servicios de salud pública. 

Pero que pasa en ÉPOCAS DE PANDEMIA, podemos sostener este modelo? definitivamente sí, siempre y cuando nos adaptemos a las nuevas realidades emergentes, porque los modelos también son construcciones humanas, y en estos nuevos escenarios que han surgido con la pandemia COVID-19, claramente la SALUD MENTAL tiene el desafío de adaptarse, acomodarse y reestructurarse para hacer frente a esta nueva realidad. Las acciones tendientes a sostener el modelo de SALUD MENTAL, deben surgir desde una mirada interdisciplinaria, superadora para épocas de crisis y  no reduccionista.
Esta pandemia mundial permite a los equipos de salud  tener un anclaje territorial diferente, exige adoptar nuevas herramientas de contacto, y es así que surgen, en esa diversidad, nuevas formas de generar vínculos, lazos terapéuticos y sociales, y las intervenciones se realizan en esa trama desordenada y heterogénea. En un territorio  donde la superficie física es la misma, pero que la construcción de los vínculos y relaciones cambio rotundamente. 
Porque hablamos del territorio?, porque este último es la base de toda una RED de cuidados en la salud. Y claramente es aquí, donde la dinámica social necesita reconfigurarse constantemente, y surgen nuevas formas de padecer la vida, de padecer el dolor, de padecer las perdidas, una enfermedad, etc.  
Vemos como la trama cada vez se complejiza más, y  es necesario un abordaje integral e interdisciplinario para resolver de manera profunda los problemas de salud. Es decir que las corresponsabilidades y la interdisciplina deben ser ordenadores del trabajo en equipo, de la SALUD en general y de la SALUD MENTAL en particular como un subcampo de intervención profesional. 
Estos nuevos tiempos nos interpelan como profesionales a generar nuevas estrategias de trabajo interdisciplinario, nuevas formas de hacer, donde los diálogos sean permanentes y abiertos para los aportes, ajustes y reajustes de estas nuevas formas de brindar un servicio tan necesario a todas las personas que acuden con una necesidad física o emocional. 
Como profesional del Trabajo Social, me permito realizar algunas aclaraciones, el TS  es una profesión de Grado, en la provincia de La Rioja, es un trayecto formativo de 5 años con Trabajo Final que se dicta en la UNIVERSIDAD NACIONAL DE LA RIOJA. Existe un Marco Normativo Legal  y Científico que avalan la intervención profesional individual, grupal y comunitario. El Trabajo Social es parte integrante de los equipos de salud y específicamente  de los Equipos de Salud Mental, equipos interdisciplinarios, que abordan a las personas en todos sus aspectos constitutivos. 
La interdisciplina también actúa en épocas de crisis y nuestra profesión es parte de eso. No solamente analizamos con preocupación esta pandemia sino que actuamos directamente  en las diversas manifestaciones de este nuevo escenario  político, social, económico que atraviesa la sociedad toda, tornándose un servicio esencial para la atención, contención y seguimientos de personas que acuden a la consulta de los servicios de Salud Mental y Equipos Nucleares instalados en los Centros de Atención Primaria de Salud, lugares periféricos con demandas tan diversas como personas hay. Que incluso en algunos lugares el único profesional de la Salud Mental es un TS, que contiene, orienta, guía, asiste, realiza seguimiento. 
Las periferias de nuestra ciudad capital y la provincia toda, son lugares más vulnerables, con una cartografía social muy particular, donde surgen  nuevos problemas sociales,  que se suman a los estructurales que ya existen de antaño pero que son letales, ante este nuevo escenario de pandemia, y se suma a esto, una nueva variable que es la accesibilidad y conectividad, entonces el interrogante que se plantea es, si  las estrategias utilizadas en épocas de covid-19 permiten que todas/os puedan acceder a los dispositivos de Salud Mental,  se están reforzando los equipos de Salud Mental en el Primer Nivel? Para que todos aquellos usuarios que no tienen acceso a algún medio tecnológico puedan acceder a la consulta; es aquí en este nuevo contexto de pandemia y con nuevos interrogantes, nuestra profesión realiza su aporte tan valioso y tan determinante para la vida de las personas. Y donde surgen los padecimientos? claramente el origen, lo podemos encontrar en la VIDA COTIDIANA, LA TRAMA SOCIAL DONDE LOS SUJETOS ESTAN INMERSOS Y EL SURGIMIENTO DE DIVERSOS PROBLEMAS SOCIALES, ahí está el origen del padecimiento de los seres humanos y que se imponen y transforman las realidades, trabajo precario o nulo, desnutrición, analfabetismo, violencias en sus más diversas manifestaciones en niños, mujeres, LGBTQ, abuso y consumo de sustancias, maltrato infantil, explotación infantil, habitad, servicios públicos. Ahí encontramos el origen de los padecimientos, lo SOCIAL ATRAVIESA lo biológico y psicológico. 

Entonces cuál es la mirada de los sistemas públicos sobre la intervención social y esencial, en las  diversas estructuras del estado, como los diversos Ministerios pueden hacer uso del valioso aporte de las intervenciones profesionales del Trabajador Social, para la elaboración y aplicación de las diversas políticas públicas en tiempos de pandemia y para la atención personalizada de las demandas individuales de cada persona.

Las miradas están sectorizadas, en algunos casos continúan modelos hegemónicos manejando aún los hilos de los tejidos sociales, renegando de lo social, desplazando lo social, segregándolo, invisibilizandolo, incluso celebrando logros sectorizados y no integrales- profundos, como lo requiere la nueva mirada en SALUD MENTAL, porque este subcampo no es propiedad de una profesión, para hablar de logros en Salud Mental ineludiblemente debemos hablar de interdisciplina, NO HAY SALUD MENTAL SIN LA INTERVENCION DEL TRABAJO SOCIAL Y DEMAS PROFESIONES. Aun se observa el lugar subalterno del Trabajador Social con respecto al Médico o Psicólogo, aún existe esa mirada verticalista del “asistente del médico o del psicólogo” desconociendo rotundamente las incumbencias profesionales y  transformándose en zonas inestables para el ejercicio de la profesión, pese a que se comparte el mismo espacio.

Entonces como profesión es momento de interpelarnos y cuestionarnos, que modelos están orientando nuestra práctica de intervención y que alternativas de intervención pueden surgir de estos nuevos contextos sociales. 
Silvia Rivera Cusicanqui nos decía: “NOS DIMOS CUENTA QUE SE LE COLOCO UNA CAMISA DE FUERZA A LA EXPRESION DE LA PLURALIDAD” (SIC)

Lic. Analia Sansó
M.P 472

Otras Noticias

Presupuesto 2021: asignan a La Rioja $9.500 millones extra

Es como compensación del punto perdido de coparticipación que reclama cada año. Además, habrá $370 millones extra para los municipios....

Tras el regreso a fase 1, se mantienen los cinco casos activos en General Ocampo

Tras la aparición de los primeros contagios en la zona, el COE dispuso restricciones hasta el domingo por la noche. ”Hay mucha empat&i...

El Concejo prorroga la suspensión de actividades hasta el 20 de septiembre

El Concejo Deliberante prorrogó la suspensión de todas las actividades y plazos administrativos, legislativos y de procedimientos de Juicio Polític...

Coronavirus: Capital y Chamical con medidas más restrictivas hasta el 30 de agosto

El Presidente anunció la prórroga del aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia de coronavirus....

Covid-19: confirman 93 casos en lo que va del jueves

Con estos datos, la cantidad de casos activos de eleva a 1433 en la provincia. Además, hubo dos decesos.

...

La Rioja cerró el sábado con 17 casos de covid-19

Luz Santangelo Carrizo: “pedimos conciencia del cuidado preventivo”

Anoche se realizó una reunión de gabinete donde se pidió maximizar los encuentros virtuales entre funcionarios y se avanz&oacu...

La producción metalúrgica acumula 24 meses consecutivos de contracción

Así se desprende de un informe elaborado por la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (ADIMRA). En el último mes se i...

Coronavirus: Chamical logra equilibrar los números y mantiene la cantidad de casos

Ayer se registraron otros cinco casos positivos pero a la vez, lograron recuperarse cuatro pacientes. Todos los contagiados son jóvenes. ...